Para ser y seguir siendo exitosas y competitivas, las empresas deben mejorar continuamente sus procesos. De lo contrario, es probable que los costos sean mayores, los ingresos sean menores, los empleados estén menos motivados y los clientes estén menos satisfechos.

La Gestión de Procesos de Negocio (BPM) es una poderosa herramienta que los negocios pueden utilizar para mantener todos los aspectos de las operaciones funcionando de manera óptima. Para aquellos que estén considerando invertir en ella para impulsar la mejora de los procesos, he aquí un breve resumen de por qué su empresa necesita la gestión de procesos empresariales.

¿Qué es BPM?

Gartner define la Gestión de Procesos de Negocio como “una disciplina que mejora el rendimiento de la empresa impulsando la excelencia operativa y la agilidad del negocio”. Piense en un negocio como un motor y en BPM como una herramienta para afinar cada componente de ese motor con el fin de lograr el máximo rendimiento y usted tiene la idea.

Artículo relacionado: Prohibir estos asesinos de la productividad de su negocio

¿Qué hace BPM?

Dentro de cada organización hay procesos de negocio comunes diseñados para cumplir objetivos. Sin embargo, por diversas razones, algunos de estos procesos pueden ser lentos, ineficientes, poco fiables, duplicados y redundantes. Un BPM pone todos estos procesos bajo un nuevo escrutinio, usando modelos, métricas y análisis para hacer evaluaciones e identificar las mejoras necesarias que producirán un mejor desempeño. Cuando se implementan nuevos procesos, los negocios pueden usar BPM para asegurarse de que esos procesos se integren sin problemas y funcionen correctamente.

¿Cuáles son los principales beneficios del BPM para las empresas?

En pocas palabras, un programa de BPM permite a las empresas procesar más con mayor calidad, menos residuos y menos esfuerzo. Esto es particularmente ventajoso para las nuevas empresas y otras empresas que se enfrentan a presupuestos ajustados y necesitan alcanzar la rentabilidad rápidamente.

¿Que ofrecemos?

  • Eficiencia
  • Efectividad – Cuando todos los procesos se ejecutan de manera efectiva y están alineados con las estrategias y objetivos corporativos, las empresas se vuelven más rentables y más competitivas.
  • Agilidad – Las nuevas oportunidades pueden requerir cambios para capitalizarlas.

Gracias a los programas de Business Process Management, las empresas tienen la plataforma que necesitan para cambiar sus procesos existentes o implementar otros nuevos de forma más rápida, fluida y eficiente de lo que podrían hacerlo con cualquier otra opción. Esta capacidad de mantenerse flexible y adaptarse rápidamente a los cambios previstos e inesperados es un poderoso motor de ventaja competitiva para todas las empresas.